Presentación

El Colectivo Aves - Chihuahua, México, se ha dado a dos tareas simultáneas: registrar parte de la aves, y hacerlo a través de la fotografía, la cual implica una serie de conocimientos científicos, técnicos y tácticos para poder desarrollarla adecuadamente, identificando grupos, detectando cambios en su comportamiento, y en general, colaborando en su conservación.

La importancia que esta clase de animales tiene en la ecología y la economía a nivel global, entre otras, se ha visto alterada por los cambios en los ecosistemas, la deforestación y consecuente desecación de los terrenos, la cacería, etc., actividades humanas que como en otros ámbitos, impactan y ponen en peligro a los ecosistemas en su conjunto.

La temática de este trabajo, atractivo por naturaleza, nos brinda además de disfrutar de su belleza estética, la oportunidad de acercarnos un poco al conocimiento de las diversas especies residentes y migratorias en el estado de Chihuahua, tomar conciencia de la trascendencia que tiene su presencia y consecuentemente poder colaborar de alguna manera para su protección y su preservación.




Las aves

Características

Las aves son animales vertebrados de sangre caliente y se caracterizan por tener plumas, un pico y sus extremidades anteriores modificadas como alas. Se reproducen sexualmente y ponen huevos (ovíparas) y casi todas cuidan y alimentan a sus crías. Son uno de los grupos de vertebrados más diversos y abundantes que existen en nuestro planeta.

Como ya se mencionó, en las aves las extremidades anteriores están transformadas en alas, las cuales presentan tres dedos fusionados. Además su cuerpo se encuentra cubierto de plumas que les permiten volar y también les ayudan a mantener su cuerpo caliente. Existen muchos tipos de plumas como las de contorno, localizadas en la parte exterior del cuerpo, alas y cola; éstas son cortas y simétricas. Por su parte, las plumas de vuelo son más largas, fuertes y planas. Las plumas de las aves presentan colores, tamaños y arreglos diversos de gran belleza.

Asimismo, en las aves los músculos están muy desarrollados y están soportados en un esternón (o quilla) muy grande, lo que les permite el movimiento de sus alas y la capacidad de volar (no todas las aves vuelan). Su piel es delgada y flexible, de tal forma que los músculos se puedan mover con facilidad cuando vuelan. Además, poseen huesos huecos pero muy resistentes, así como sacos aéreos que hacen que su cuerpo sea más liviano y adecuado para el vuelo.

Su aparato circulatorio ésta también muy desarrollado para soportar el esfuerzo del vuelo, por ejemplo, su corazón es muy grande y la estructura del aparato respiratorio es muy diferente a la del resto de los vertebrados, con bronquios, bronquiolos y sacos aéreos que recorren muchas partes del cuerpo, inclusive en el interior de algunos huesos. En su aparato digestivo destaca la presencia del buche, el cual es una bolsa derivada del esófago en la que almacenan alimento antes de digerirlo.

Origen evolutivo

Los pasos evolutivos que llevaron a definir los rasgos de las aves tal y como las conocemos en la actualidad comenzaron hace más de 150 millones de años. Actualmente se considera que las aves proceden de pequeños dinosaurios emplumados, carnívoros, que probablemente no eran capaces de volar, debido a la ausencia de la quilla. Uno de los ejemplares más antiguos que se conoce es el Archaeopterix, con rasgos parecidos a los reptiles; sin embargo, algunos autores aseguran que éste es aún un reptil.

Comunicación

Las aves emiten sonidos muy característicos que se pueden dividir en cantos y llamados. Los cantos son distintivas vocalizaciones que emiten ya sea para establecer territorios o para mantener o atraer a su pareja. Éstos generalmente son exclusivos de los machos aunque en algunas especies también canta la hembra. Los llamados en su mayoría son más cortos y más simples que los cantos. Cada especie tiene una variedad de llamados que utiliza para comunicarse, destacando el llamado de alarma que dan en caso de peligro.

Reproducción

Las aves se reproducen mediante la fecundación interna y ponen huevos provistos de una cubierta calcárea dura (el cascarón). En general, los padres incuban los huevos para mantener al embrión del interior a una temperatura adecuada. Cuando la cría completa su desarrollo, rompe el cascarón y sale al exterior para ser alimentada y protegida por sus progenitores hasta que se pueda valer por sí misma. Los polluelos o crías están cubiertos por unas pequeñas plumas llamadas plumón que les protegen del frío hasta que desarrollan el plumaje apto para volar.

Cuando llega la época de reproducción, las aves realizan una serie de comportamientos, llamados cortejos, algunos de ellos muy elaborados para atraer a su pareja y reproducirse. Un ejemplo de ellos es el despliegue de cantos y bailoteos que hacen los machos para cortejar a las hembras o bien la construcción de nidos para atraer a la pareja.

Clasificación

Uno de los primeros pasos para poder distinguir la gran variedad de aves es conocer cómo están clasificadas. El aprender las categorías en que están agrupadas, es la base para identificarlas, así como buscar información sobre su biología en libros, revistas o sitios de internet.

Carlos Linneo propuso en 1758 el sistema de clasificación taxonómica que se emplea a la fecha. Este sistema ayuda a nombrar, ordenar y clasificar los organismos vivos. Tiene como objetivo que los científicos puedan comunicarse entre sí y evitar confusiones a las que se prestan los nombres comunes que se da a los organismos en las diferentes partes del mundo. Además, este sistema sirve como una herramienta para clasificar a las aves de acuerdo a sus relaciones evolutivas.

La unidad básica de este sistema es la especie, que se define como un grupo de individuos semejantes en cuanto a sus características morfológicas, de comportamiento y funcionales, y que son capaces de reproducirse entre sí, pero están aislados reproductivamente de otros grupos. Cada especie tiene un nombre científico el cual se compone del género, la especie y, en caso de existir, la subespecie. De esta forma, las especies cercanas o semejantes se clasifican en géneros; los géneros a su vez se agrupan en familias y éstas en órdenes, clases y filos. Por ejemplo la codorniz escamosa pertenece al orden Galliformes, familia Odontophoridae, género Callipepla y especie squamata.

Actualmente dentro de la clase Aves se encuentran clasificadas 29 órdenes, 187 familias, más de 2 000 géneros y aproximadamente 9 600 especies. En México se reportan alrededor de 1060 especies y en Chihuahua cerca de 480.

Como ejemplo tenemos a la codorniz escamosa, ave que habita en el estado de Chihuahua.

Clasificación Taxonómica de la codorniz escamosa (Callipepla squamata)
Reinoanimalia
Phylumchordata
Sub phylumvertebrata
Cl aseaves
Ordengalliformes
Familiaodontophoridae
GéneroCallipepla
Especiesquamata

Es un ser vivo que no produce su propio alimento (Reino animalia), tiene un cordón nervioso (phylum chordata) y una columna vertebral (sub phylum vertebrata) en la región dorsal del cuerpo.

Pone huevos, el cuerpo está cubierto por plumas (clase aves) y es parecido al de una gallina (orden galliformes). Es originaria del nuevo mundo, en la mandíbula inferior presenta unas estrías parecidas a dientes (familia odontophoridae), las plumas cubren al cuerpo con un hermoso vestido (género Callipepla) que parece estar formado por escamas (especie squamata).


Importancia

Las aves son importantes por razones ecológicas, económicas y estéticas. Contribuyen en la dispersión de semillas y a la polinización de las plantas, controlan plagas y cumplen una importante función sanitaria limpiando los desechos orgánicos de los ecosistemas. Muchas aves se comercializan como canoras y de ornato, y esto proporciona empleo a muchas persona en todo el país; aunque las capturas sólo se permiten en algunos estados, el transporte y la venta abarca toda la república. Por otro lado la observación de aves se fomenta como una actividad de ecoturismo, la cual es una industria en rápido crecimiento que representa millones de pesos en ingresos. También son importantes desde el punto de vista cultural; por ejemplo, el águila real es el símbolo nacional de México y el colibrí representa al dios de la fertilidad en muchas leyendas mexicanas.

Finalmente, son buenas indicadoras del estado de conservación de un sitio, ya que a través de su estudio, se pueden identificar y entender mejor los cambios que están afectando a los ecosistemas.

Amenazas

A nivel mundial, muchas especies de aves presentan poblaciones bajas o están en peligro de extinción por una gran variedad de factores en las que destacan la tala de los bosques, la creación de bordos a gran escala con consecuencias desastrosas para los arroyos y ríos la desecación de humedales, el cambio de uso del suelo con fines agrícolas, el crecimiento urbano entre otros.

La cacería furtiva e inmoderada que se hace de las aves, ya sea por diversión, como fuente de alimento, por “deporte” o para mantenerlas encerradas en jaulas como “mascotas”, constituye también una seria amenaza. El tráfico y comercio ilegal de especies de aves rapaces y de pericos incide grandemente en la disminución de estas aves.

Otra amenaza muy seria para las aves es la introducción de especies exóticas, es decir, no nativa de un lugar, la cual ha generado una modificación gradual de la composición de las especies nativas. Entre las especies exóticas de aves podemos mencionar al gorrión inglés (Passer domesticus), la paloma común (Columba livia) y al estornino europeo (Sturnus vulgaris). El gato doméstico, que es otra especie exótica, está considerado como uno de los mayores depredadores de las aves en todo el mundo.

Otra amenaza más es generada por la contaminación por el uso de agroquímicos, fertilizantes y pesticidas que se utilizan en la agricultura. En el caso de las aves, sus efectos varían, desde un envenenamiento hasta la reducción del grosor de la cáscara del huevo.

Conservación

En México existe una norma oficial mexicana (NOM-059-SEMARNAT-2010) que enlista a las especies cuyas poblaciones que se encuentran en riesgo en el país. Esta norma reconoce cuatro categorías de riesgo para las especies:

  • Sujetas a protección especial (PR)
  • Amenazadas (A)
  • En peligro (P)
  • Probablemente extintas del medio silvestre (E)

Esta clasificación se basa en el tamaño de las poblaciones de cada especie y considera el número total de individuos fértiles que es crítico para mantener su existencia.

También se han identificado las áreas importantes para la conservación de aves (AICAS) en México dando como resultado un listado de 230 sitios, Todas estas áreas incluyen más de 26,000 registros de 1,038 especies de aves. Es importante destacar que de las 104 especies endémicas de México todas están registradas en al menos una de estas áreas.

Se deben realizar grandes esfuerzos para conservar las aves y estudiar en detalle la distribución y abundancia de sus poblaciones como un requisito preliminar para llevar a cabo políticas y programas de conservación, así como analizar la dinámica de sus comunidades, con la finalidad de proteger su hábitat natural y las especies silvestres.

Aves extintas o desaparecidas en México desde 1600 a la fecha

De las casi 10 mil especies de aves que se estiman para el mundo al menos 1,054 se han registrado en México, es decir casi el 12% del total (371 de estas, casi el 30%, se encuentran bajo algún grado de protección). Estas especies se distribuyen en 22 órdenes y 78 familias; siendo los grupos de anátidos (patos), troquílidos (colibris), tiránidos (tiranos) y emberízidos (pinzones) los mejor representados. Las regiones con mayor riqueza de aves son la Planicie costera del Golfo, las zonas montañosas y el Altiplano. Existen más de 10 especies endémicas, es decir sólo se distribuyen en México), lo que significa que cerca del 10% de la avifauna del país es endémica y se concentra en las zonas montañosas, zonas desérticas e islas:

AVES EXTINTAS O DESAPARECIDAS EN MÉXICO DESDE 1600 A LA FECHA
EspecieNombre comúnSituaciónDistribución
Campephilus imperialisCarpintero imperialextintaendémica
Conuropsis carolinensisPeriquito de carolinaextintaNorteamérica
Ectopistes migratoriusPaloma migratoriaextintaNorteamérica
Numenius borealisZarapito borealextintaNorteamérica
Oceanodroma macrodactylaPetrel de Isla Guadalupeextintaendémica
Polyborus lutosusCaracara de Isla Guadalupeextintaendémica
Quiscalus palustrisZanate del Lermaextintaendémica
Zenaida graysoniPaloma de isla Socorroextintaendémica
Grus americanaGrulla blancadesaparecidaNorteamérica
Gymnogis californinusCóndor de CaliforniadesaparecidaNorteamérica





Semblanzas

Manuel Bujanda Rico

59 años, ingeniero zootecnista, UACh. Aficionado a la fotografía, la observación de aves y la naturaleza. Tengo más de 20 años trabajando en proyectos de conservación de fauna y ecosistemas en el norte de México, he trabajado para la Fundación chihuahuense de la fauna. A.C., Naturalia, A.C, The Wildlands Project y PRONATURA NORESTE, actualmente soy miembro del consejo directivo de ECOS, ecología y comunidad sustentable y el coordinador del grupo Colectivo aves. Soy catedrático de la Facultad de ciencias agrícolas y forestales de la UACh en donde imparto las materias de Manejo de pastizales, Manejo de fauna silvestre y Zoología a los alumnos de la carrera de Ingeniería forestal.

Militza Erica Díaz Tengler

Ama de casa, de todo un poco en Amigos de los animales.

Siempre me han gustado las aves. Ya en la universidad, me tocó un laboratorio de identificación de vertebrados e hicimos varios paseos para observar aves y otros vertebrados y fue cuando me inicié en el proceso de aprender a identificar las aves y a disfrutar realmente observarlas. En cuanto a la fotografía, es una afición que no había practicado en forma por varios años. Recientemente, después de refrescar conocimientos en identificación de aves con el curso que imparte Diana Venegas, he retomado las actividades de observación y fotografía de aves con la intención de mejorar mis conocimientos en ambas áreas en la medida que mis otras ocupaciones me lo permitan, al mismo tiempo que espero poder promover el interés por la naturaleza y la conservación.

Luis Gerardo González Carrasco

26 años de edad.

Ingeniero en ecología por parte de la Facultad de zootecnia y ecología de la Universidad autónoma de Chihuahua (2009-2013).

Originario de Cd. Aldama, Chih., inicié mis estudios universitarios en el área de recursos naturales debido a mi interés por el cuidado del ambiente. Durante los mismos, aprendí las técnicas y procedimientos para la observación e identificación de aves, debido a mi afinidad al manejo de los recursos naturales y a la conservación de la flora y fauna silvestre.

Posteriormente estudié las técnicas básicas sobre fotografía con la finalidad de documentar adecuadamente el trabajo de campo.

Desde el 2012 me involucré en los estudios de aves. Actualmente soy participante voluntario de los conteos anuales de aves en reproducción (breeding bird survey) que CONABIO lleva a cabo en conjunto con instituciones de E.U. y Canadá.

Toda mi vida me han gustado las aves, pero hace ya algunos años que me he involucrado en el fascinante mundo de la observación de las aves como pasatiempo y he tenido la dicha de trabajar también con las aves.

Mi primer trabajo fue con el pato cabeza roja, después con el carpintero imperial, en seguida con la cotorra serrana occidental y otros pericos y aves, el año antepasado con la avoceta americana y el candelero mexicano.

En mi actual trabajo, observo todas las aves presentes en diferentes ecosistemas de México. En realidad, yo considero mi trabajo como si fueran vacaciones pagadas. Disfruto mucho lo que hago.

José Manuel Jurado

Guía de turistas bilingüe certificado, 30 años dedicados al sector turismo. Instructor certificado del sector turístico. Voluntario activo en monitoreo de aves para CONABIO, Breeding Bird Survey BBS. Voluntario en México North Research Network. Fotógrafo amateur de naturaleza.

Denis Josefina Pérez Ordoñez

Ingeniero en ecología. Egresada de la Facultad de zootecnia y ecología de la UACH. Desde que egresé de ecología en el 2009 me he dedicado a trabajar con flora y fauna silvestre, especialmente con aves. He tenido la oportunidad de colaborar en diversos proyectos de conservación de aves en México y en los Estados Unidos. Actualmente llevo 9 años como aficionada de la fotografía, la cual aparte de ser un pasatiempo, ha sido una parte importante en mi trayectoria profesional.

Ana Karen Ramos González

27 años de edad.

Cursó la licenciatura de Diseño gráfico y multimedia en la UNIDEP (Universidad del desarrollo profesional).

No hace ni un año cuando empecé a salir a pajarear e identificar aves y menos de 6 meses que tomo fotografía de aves, naturaleza en general, desde siempre he tenido gusto por los paisajes, la flora, la fauna, el diseño, la lectura, la aventura y la fotografía.

Más que un pasatiempo se ha vuelto mi forma de vida y puedo decir que cuando se dejan atrás los miedos y se hace realmente lo que llena el alma, como ser vivo y pensante, las oportunidades y los caminos empiezan a aparecer solos. Actualmente trabajo en Ecos, ecología y comunidad sustentable A.C. y hago diseño de imagen y publicidad.

Jaime Robles M.

Nacido en la CDMX en 1951, emigré a la Cd. de Delicias Chih. Dedicado al comercio y después a la fabricación de muebles de madera durante 42 años. Amante de la naturaleza desde pequeño, hace nueve años me hice de una cámara digital y empecé con esta pasión por la fotografía y las aves, que perdura hasta el día de hoy.

Erick Ruiz Santiesteban

Soy Ingeniero en Ecología, egresado de la Facultad de zootecnia y ecología de la Universidad autónoma de Chihuahua. Tengo 27 años, y desde temprana edad he tenido un gusto por salir a campo y observar todo tipo de animales, especialmente depredadores. Comencé a observar aves como hobby desde hace 4 años, lo que inmediatamente me llevó a querer también fotografiarles. Formo parte del grupo de Observadores de aves de la ciudad de Chihuahua desde hace aproximadamente 4 años.

Luis Felipe Valdez Cavazos

Nací en la ciudad de Chihuahua, el 14 de febrero de 1964. Soy Licenciado en Turismo egresado de la Universidad autónoma de Chihuahua.

Mi gusto por la fotografía inició hace casi 30 años y en la fotografía de aves comencé en 2010.

La fotografía de aves es algo que me apasiona, me relaja y disfruto mucho. Un safari fotográfico siempre es gratificante, educativo y una gran experiencia.

Diana Venegas Holguín

Ingeniero zootecnista, UACh.

Toda mi vida me han gustado las aves, pero hace ya algunos años que me he involucrado en el fascinante mundo de la observación de las aves como pasatiempo y he tenido la dicha de trabajar también con las aves.

Mi primer trabajo fue con el pato cabeza roja, después con el carpintero imperial, en seguida con la cotorra serrana occidental y otros pericos y aves, el año antepasado con la avoceta americana y el candelero mexicano.

En mi actual trabajo, observo todas las aves presentes en diferentes ecosistemas de México. En realidad, yo considero mi trabajo como si fueran vacaciones pagadas. Disfruto mucho lo que hago.







Vínculos

Pajareros de Chihuahua, grupo en Facebook.

Pajareros de Chihuahua: guerreros de la conservación del medio ambiente, artículo en La Crónica de Chihuahua.

Aves migratorias invaden la ciudad de chihuahua, artículo en El Diario de Chihuahua.

Hallan guacamaya momificada entre vestigios arqueológicos en cueva de Chihuahua, artículo en proceso.com.mx.